17 may. 2013

Rutas del C.de Santiago: Camino Fisterra-Muxía




viajar.elperiodico.com



Si hace unos días hablábamos de Fisterra (Finisterre) como el lugar que eligen cada vez más peregrinos para finalizar su Camino de Santiago, hoy tratamos de acercaros la ruta completa del Camino Santiago-Fisterra, incluyendo la variante hacia Muxía por su importancia histórica en relación al santuario de la Virgen de la Barca que se erige en esta villa marinera. 





Son 5 las etapas que componen este trazado que tiene como particularidad los tramos costeros que hacen todavía más bella esta ruta.







ETAPA 1. Santiago-Negreira



Saliendo de la mismísima plaza del Obradoiro, el Camino se inicia dirección c/Hortas para adentrarse en las afueras de la ciudad dónde la naturaleza está a cada paso más presente. En esta primera etapa, encontramos tramos de fuerte dureza física, destacando el Alto do Mar de Ovellas, así como bellos parajes naturales entre los que sobresale Ponte Maceira. La etapa concluye en Negreira, dónde encontramos albergues y hospedajes para peregrinos.



ETAPA 2. Negreira-Olveiroa



Partiendo de la villa de Negreira comienza la segunda etapa de esta ruta hacia el Finis Terrae. Dicha etapa cuenta con varios tramos por carretera y se presume complicada por el elevado número de kilómetros. (33km). 



ETAPA 3. Olveiroa-Corcubión



Etapa que bifurca el Camino dando dos opciones: dirigirse hacia Fisterra o Muxía. En la localidad de Hospital se produce la bifurcación. Aquí, hemos elegido dirigirnos a Fisterra, por lo que esta etapa nos llevará a Corcubión.  Rodeados de plena naturaleza y avistando ya el mar, con ascensos y descensos continuos alcanzamos la localidad costera de Corcubión.



ETAPA 4. Corcubión-Fisterra



Pequeña etapa  (14km) que sirve para reponer fuerzas y disfrutar al máximo de la belleza de los parajes sin necesidad de caminar a un ritmo alto. La etapa nos lleva por la misma playa de Langosteira permitiéndonos contemplar el espectáculo que el mar nos brinda en esta playa salvaje. 

Al finalizar la etapa, podemos disfrutar del privilegio de subir al Faro de Fisterra y contemplar la maravillosa puesta de sol, así como completar el resto de rituales de los que ya os hemos hablado aquí. 



ETAPA 5 . Fisterra-Muxía



Etapa larga de algo más de 30 km y a su vez hermosa por los impresionantes paisajes que vamos encontrado a lo largo del itinerario. Etapa de grandes subidas se alcanza la máxima cota de altura de la misma una vez atravesado el río Castro para llegar al Facho de Lourido, desde donde comienza el descenso al tiempo que empieza a vislumbrarse a lo lejos Muxía, a dónde llegamos previo paso por la playa de Lourido. 

Sin duda, este camino es un espectáculo para los sentidos. Os dejamos un aperitivo de imágenes para que disfrutéis virtualmente del recorrido.

Gracias por leernos!









 


 *Fotos Archivo Turismología 2010

15 may. 2013

FINISTERRE



Fin da terra, da terriña
Entre el levante y poniente
Fin da terra dos airiños
Fuentecitas y torrentes

[....]Tierra franca brava y pura
de lembranzas y temores,
de leyendas misteriosas,
del amor de mis amores.

[....]Tierra cara al horizonte
que el océano quebranta,
mirando hacia el infinito,
buscando nuevas mañanas.

[....] Tierra de estuarios,rias
aguas de verde esperalda,
cauces rios, rias y mar,
aguas dulces y saladas.
Combatiendo mar con mar
con una linea corsaria.

[....]Entre poniente y poniente,
el Finisterre nos dá
una linea entre dos mares
y una gran inmensidad.
Un manto de caracolas
mezclado en el arenal,
rocas, testigos del tiempo.
huecas por la tempestad.
El viento nos da el lamento,
leves voces de sirenas,
evocando fantasias,
y ensueños de redes llenas,
y ese mar que sube y baja
juguete de la marea,
acunando los pesares,
mientras te deja en la espera.

FIN DA TERRA DOS MEUS LARES
L. VILCHES MOYA



Inspirador de preciosos poemas como este de L. Vilches Moya, el mágico Finisterre (Fisterra en galego), el denominado fin de la Tierra, se postula cada vez más como Fin del Camino de Santiago, que se prolonga más allá de la ciudad. 
La tradición de continuar la andadura hasta el Finis Terrae se entiende como un acto de purificación espiritual al despojarse de lo material. Son tres los rituales que se presuponen necesarios para alcanzar esa limpieza interior. 

1- Bañarse en el mar, en la playa de Langosteira, eliminándose así los restos de polvo del Camino
como un acto de limpieza y purificación del cuerpo y  librando el alma del pecado, comenzando una nueva existencia libre de culpas.

2- Quemar la ropa como símbolo para deshacerse de todo lo material  y quemar todo aquello innecesario o que el peregrino no quiera en su vida para iniciar el camino hacia una nueva vida renovada.

3- Ver la puesta de sol.  Simbolizan la muerte y la resurreción; la muerte del sol en el mar y  la resurreción al día siguiente, al igual que la resurreción del peregrino en el día a día de su caminar. 


Hoy en día, estos antiguos rituales forman parte de una tradición ancestra que con el devenir de los tiempos se entremezclan con nuevas costumbres o se adaptan a la actualidad. Es común que los peregrinos dejen algún elemento de su atuendo (botas, camiseta, concha de Santiago, etc) en la inmendiaciones del Faro como acto simbólico sin llegar a quemar la ropa. El baño en Langosteira se sustituye en ocasiones por mojar los pies en el agua.
Lo que si sigue siendo un espectáculo digno de admirar y que ningún peregrino quiere perderse es la puesta de sol. Una fusión perfecta entre el sol y el mar, un placer para los sentidos: la vista indudablemente, el olor a mar, el sonido de las olas rompiendo sobre las rocas...Un final perfecto para el Camino Santiago-Fisterra. 












13 may. 2013

El caballo blanco de Santiago


A raíz de la reciente Feira Cabalar da Ascensión celebrada el pasado Jueves 9 de Mayo en el recinto Ferial de Amio (Santiago), se nos viene a la cabeza una expresión que relaciona nuestra ciudad con los equinos. Sabéis ya ¿de qué hablamos?

A quién no le han abordado de niño con la  pregunta: ¿de qué color es el caballo blanco de Santiago? y seguro que las primeras veces habréis sido víctimas de este juego de palabras adivinatorio. Pero sabéis ¿de dónde viene esta expresión?

Entre mito, historia y leyenda, encontramos los orígenes del caballo blanco de Santiago. Tenemos que remontarnos al proceso de Reconquista de la Península Ibérica, y en concreto a la batalla de Clavijo en la Rioja. Por aquellos tiempos, el rey Ramiro I de Asturias decidió poner fin al tributo excesivo y deshonesto para las mujeres ("El tributo de las Cien Doncellas") consistente en entregar 100 mujeres cristianas cada año para evitar la conquista del norte peninsular por parte de los árabes. A pesar del poderoso ejército cristiano que se enfrentó a los musulmanes, la batalla parecía perdida cuando hizo aparición milagrosa el Apóstol Santiago  sobre un caballo blanco derribando a todos los combatientes y ganando la batalla. De ahí surgió el sobrenombre de Santiago "Matamoros" y el inicio de la leyenda que lo sitúa a los lomos del famoso caballo blanco.

Aprovechamos para dejaros algunas imágenes de la Feira Cabalar de la Ascensión en las que, precisamente, son los caballos blancos los protagonistas.





*Fotos Ascensión 2013 (Turismología Compostela)

ads