28 jul. 2014

Céntimos em-paredados: made in Santiago


Quiénes frecuentan los bares más "enxebres" del casco antiguo de la ciudad saben perfectamente de lo que hablamos, pero quizás a muchos, especialmente foráneos, os llame la atención encontraros con paredes enteras de piedra cubiertas por monedas de céntimo de euro. ¿alguna vez os habéis preguntado como y dónde se inició esta costumbre?

No está claro cuál fue el primer "recuncho" de nuestra ciudad de piedra que comenzó esta extraña decoración, pero lo que si sabemos es que se trata de algo espontáneo por parte de los clientes de los propios establecimientos. Uno de los primeros locales compostelanos en los que se empezaron a cubrir las paredes de monedas es A Casa das Crechas, lugar con más de 25 años de historia. Uno de los socios fundadores, Victor Belho, desvelaba en una entrevista a @elcorreogallego que la costumbre había surgido a raíz del regalo realizado por un cliente de una amplia colección de monedas. A partir de ese momento, proliferó de forma espontánea la colocación de monedas en los huecos de las paredes de piedra como recuerdo, propina, para atraer a la suerte, o por simple imitación a otros....al igual que sucede con algunas fuentes de la ciudad (Cervantes, Platerías...) que recogen bajo sus aguas monedas arrojadas al estilo de la Fontana de Trevi.




Son muchos otros los locales que visten muros de piedra con monedas incrustadas, que forman parte ya de la historia de la ciudad, Paraíso Perdido, Novena Porta o el restaurante Abellá son ejemplos de ello. Ya sabéis si os agrada un lugar, podéis dejar muestra de ello depositando alguna moneda en sus paredes.




Sean ritos, costumbres, supersticiones.... lo que está claro es que los gallegos somos de costumbres y como dicen por ahí...habelas haylas!


11 jul. 2014

Revitalización de Casas Reais

 
La Porta do Camiño ha sido siempre un lugar emblemático lleno de algarabía donde se han dado cita grupos de personas de lo más heterogéneas. Como puerta de entrada del Camino Francés recibe a diario un elevado número de peregrinos que entran en el casco antiguo de la ciudad por esta puerta de la medieval ciudad amurallada. 

La calle de subida que da entrada al casco antiguo, denominada rúa de Casas Reais es un ir y venir constante de gente, desde el tránsito continuo de peregrinos y turistas, especialmente en verano, a los viandantes que se adentran en la ciudad vieja por esta arteria. Siempre más considerada como zona de paso y conector de las dos zonas de la ciudad (moderna y antigua) parece  que en los últimos meses está cobrando más vida con la implantación de nuevos negocios en la zona que buscan revitalizar la rúa de Casas Reais; pasando de ser un lugar de tránsito a convertirse en un punto de referencia durante el día.

Pues la noche, especialmente la universitaria, es de lo más concurrida en esta zona, gracias al pub Ultramarinos dónde se puede disfrutar de música en vivo y a pequeños locales de copas que aglutinan un gran número de estudiantes universitarios durante las noches del curso académico.

Algunos de esos locales de reciente apertura en esta rúa son: La Empanadilla&Co ó Bendita Pizza. El primero (@laempanadilla) un local con tintes de los cincuenta en el que podemos disfrutar de música a la carta además de pizzas, hamburguesas asadas a la piedra, y por supuesto empanadillas, un producto gastronómico tan gallego. Este local de "fast good" cuenta además con una terraza en la rúa Travesa dónde se realizarán conciertos acústicos durante las tardes/noches veraniegas.
El segundo de los locales ubicado en la esquina de la rúa Rodas con Casas Reais es un pequeño rincón dónde podemos disfrutar de pizza al corte y sabrosos helados.

A esta revitalización, se ha unido, la reforma llevada a cabo en la Pizería Polo, un emblema ya de la zona, que ha querido adaptarse a los nuevos tiempos con una reforma en su interior y una nueva terraza de los más apetecible cuando el tiempo acompaña.

Si a esto añadimos una pensión residencia (Casas Reais) en el nº 29,  una farmacia o alguna casa restaurada, podemos ver el cambio que ha sufrido la calle en un corto espacio de tiempo.

Le deseamos buena suerte a todos estos nuevos negocios para que su implantación suponga la dinamización económica de la zona y que pronto podamos hablar de nuevos establecimientos que se asienten en este punto neurálgico de la ciudad antigua.




ads