29 abr. 2013

Pernoctaciones en Compostela


Semanas atrás se publicaba una noticia acerca del número de pernoctaciones en Compostela durante el pasado año 2012.
Tras observar estos datos se crea un debate sobre si este número es positivo o negativo.
-Positivo, puesto que se supera la barrera de 1 millón de pernoctaciones. Si comparamos los ocho primeros meses de 2012 con 2011, el dato es positivo, ya que se aumenta un 9 % el número de pernoctaciones, con respecto al año anterior.
-Negativo, ya que la media de estancia en el mes más turístico es de 2,25 días, cifra muy pequeña y que se debería buscar de aumentar, a través de la creación de paquetes más atractivos para estimular la estancia de los turistas.
En general, la balanza se inclina hacia lo negativo, ya que las cifras al término del año son de un 5% menos que las del año 2011.

Sin duda, Compostela se enfrenta a la barrera de pernoctaciones de los 2 días. Esta cifra es baja, puesto que el gasto que se realiza en la ciudad es como consecuencia muy pequeño. 
Para poder hacer frente a estos datos debe mejorarse la oferta turística de la ciudad, ofrecer actividades lúdicas,deportivas y/o culturales llamativas para que el turista que se encuentra en la ciudad vea en ellas un reclamo para disfrutarlas. Además de esto, debe ofrecer una oferta conjunta con municipios cercanos al compostelano para que los visiten y aumenten así, su estancia en la ciudad.


Fuente: Turismología (2012)



Esta es sólo una pequeña reflexión de los datos de pernoctaciones que tenemos en la ciudad y con los que se está luchando en los últimos años para mejorarlo. Sin embargo, la realidad nos muestra que sólo se están realizando guerras de precios en los establecimientos hoteleros. Algo que no es suficiente para ampliar la estancia de los turistas.
Como hemos dicho, es necesario crear una oferta turística más amplia y llamativa, en conjunto con otros municipios y destinos turísticos limítrofes con la ciudad. Creando, de esta forma, un crecimiento cualitativo y endógeno, esto es, un turismo de calidad y con el patrimonio de los propios lugares.



15 abr. 2013

El "feísmo"


Se suele decir que si algo funciona ¿por qué se va a cambiar?  Esto es lo que pasa en ocasiones cuando de la nada se introducen elementos "extraños" que nada tienen que ver con la configuración arquitectónica existente en el lugar.
Esto creo que nos ha pasado a varios compostelanos/as cuando hace unas semanas nos hemos topado con una piedra de importantes dimensiones en la afamada Puerta del Camino, lugar de entrada de numerosos peregrinos que llegan a la ciudad. Esta piedra ha sido muy criticada por el impacto visual que suscita ante el paso de miles de peregrinos y compostelanos que pasan por esa calle diariamente. Contiene una placa dónde se hace referencia precisamente al Camino de Santiago y su importancia; si la idea era que no pasara desapercibida el objetivo se ha logrado; si era informar sobre la importancia de esta puerta de entrada a la ciudad también se ha conseguido; si se pretendía embellecer el lugar, a nuestro parecer se ha fracasado.
Este es un ejemplo claro de "feísmo" del lugar, simplemente se contribuye a otro elemento más en el lugar, pero ese elemento no está introducido o integrado con las mismas características que tiene el sitio donde se encuentra. La redución de las dimensiones, quizás incorporación de la placa en el propio empedrado hubiera sido más acorde a la organización arquitectónica de la zona. Sin embargo, estamos seguros que en unos pocos meses este elemento ya estará tan incorporado en nuestra imagen del lugar que lo concebiremos como un elemento más del mismo. Nos acostumbramos sin más.

Otros ejemplos son las grandes contrucciones urbanísticas en la Costa del Sol, enormes edificios que hacen que se pierda la magia del lugar, crea una mala esfera en un lugar idílico y natural, convirtiéndolo en un área urbana más.
La España del turismo de sol y playa es el ejemplo de libro más claro para atribuir feísmo a un lugar turístico. Construcciones rápidas sin organización, sólo edificios y edificios a pie de playa.

Galicia, a grandes rasgos, se ha escabullido de esta época de construcción, a pesar de ello se pueden ver algunos casos con edificios que no son legales con la protección de la costa, en las Rías Baixas.
Esta protección poco a poco va a ir a menos, ya que las leyes han disminuido la zona de protección de la costa para dar pie a la construcción de edificios que vulneren el hábitat natural de fauna y flora.
La zona de la Costa da Morte aún pervive con extensas playas sin contrucción a la vista, además de zonas verdes para disfrutar de las vistas y el aire limpio que ofrecen. Que así siga por muchos años.

Si volvemos de nuevo a las ciudades turísticas, debemos decir que otro ejemplo de feísmo, es que al lado mismo de la catedral de Ourense, existe un edificio de estilo moderno, pegado a la catedral, edificio que parece pegado de otro lugar y que no se integra en el estilo de la catedral de la ciudad de las Burgas.

Así pues, un destino turístico se caracteriza por ofrecer productos turísticos, bien organizados, a través de una buena oferta hotelera, de transportes y servicios complementarios; añadido a esto, que posea una buena demanda por el público, al cual esta oferta hotelera le atraiga lo suficiente como para realizar el viaje. Sin embargo, no sólo esto es suficiente, debe ofrecer unos servicios integrados, sin un feísmo visible, con un mantenimiento de los elementos turísticos para que una vez en el lugar le sorprenda la calidad y la belleza del destino turístico.
Como veis, un trabajo laborioso que no sólo se queda en poseer un destino turístico, no hay que olvidar que hay que cuidarlo y mantenerlo con su belleza natural e integrado al destino.









1 abr. 2013

Santiago día a día



Cuando se piensa en el destino Santiago de Compostela desde el punto de vista turístico, imágenes como la Catedral, el Apóstol o el casco histórico son las clásicas que le vienen a la mente de un turista.

Pero los que somos y/o vivimos en Santiago, solemos ser los que menos disfrutamos de estos estereotipos, y vemos Santiago desde otra perspectiva: la de los barrios, la del día a día. Existe otro Santiago más allá del TURISMO



Tenemos por un lado, barrios céntricos que circundan la zona antigua de la ciudad (San Pedro y/u Os Concheiros son ejemplos) en los que conviven turistas y ciudadanos, especialmente en el primero, dónde se aglutinan un buen número de restaurantes que hacen las delicias de los paladares más exquisitos y a precios económicos. 

 Frente a estos espacios configurados en torno al centro histórico y puerta de entrada de peregrinos, nos encontramos con los barrios periféricos. Ésos dónde transcurre la vida de los santiagueses: compras diarias, lugares de trabajo y rutina.



Destacamos algunos de ellos: San Lázaro, Fontiñas, As Cancelas, San Marcos, Sar o Santa Marta. Uno de los puntos positivos  de que Santiago sea una pequeña ciudad es que se puede llegar andando a prácticamente cualquier punto o bien haciendo uso del transporte público. 



Algunos de estos barrios tienen ya su historia, a pesar de lo recientes que son. SAN LÁZARO fue durante años de boca en boca a nivel nacional dando nombre al estadio de fútbol del equipo de la ciudad, la SD Compostela. Durante las tardes de fútbol, San Lázaro y sus alrededores eran un hervidero de gente deseosa de ver jugar a su equipo de 1ª división frente a los grandes del fútbol.



AS FONTIÑAS es, por su parte, un particular barrio moderno en medio de una ciudad clásica dónde la piedra y las casas unifamiliares son las protagonistas en la parte histórica de la misma.  Fontiñas se configuró como un barrio diferente, con un entramado perfectamente articulado de calles paralelas y perpendiculares con grandes edificios alargados dispuestos de tal manera que logran una simetría tal que pareciera imposible en una ciudad dónde la irregularidad urbanística es patente.  Especial importancia ha tenido, el centro comercial Área Central, el primero de la ciudad que aglutinaba todo tipo de comercios, tiendas, cafeterías, restaurantes y salas de cine, convirtiéndose en lugar de referencia y punto de encuentro de santiagueses durante los fines de semana.  No en vano, el barrio pude presumir de haber sido galardonado en el año 2008 con el Premio Europeo de Arquitectura Philippe Rothier por su diseño urbanístico y por ser el mejor dotado en equipamientos y servicios. 



Actualmente, barrios como SANTA MARTA que llevan un vertiginoso ritmo de crecimiento empiezan a configurarse como los nuevos barrios de la ciudad con edificios modernos de reciente construcción. 
AS CANCELAS vive su apogeo al contar desde Noviembre del pasado año con  el mayor centro comercial de la ciudad, dejando desbancado al Área Central, pues cuenta con numerosas tiendas de ropa, cosmética, complementos, un buen número de restaurantes, cafeterías, cine y todo tipo de entretenimiento para disfrutar de una jornada de compras.

Éstos son sólo algunos de los elementos que configuran el Santiago de los compostelanos, el rutinario, y el alejado del turismo. 

Y vosotros, ¿cómo veis Santiago?

ads