14 feb. 2012

La estacionalización crea problemas

        Preocupación ha sido la principal palabra que resume el estado de todos los profesionales del turismo tras conocer las recientes noticias que han salido en la prensa (noticia), así como en ediciones profesionales (nexotur). Se trata de uno de los efectos de la grave crisis que afecta a todo el país, y es que, muchos de los alojamientos hoteleros de Santiago de Compostela han pensado en cerrar en la época del año de menos visitas turísticas. Cada vez más, la ciudad sufre de una elevada estacionalización, los turistas vienen a la ciudad en determinados meses del año, con mayor afluencia turística. En estos meses, los destinos gozan de la llegada de un gran número de turistas; sin embargo, en épocas de menor actividad, se sufre de alojamientos turísticos donde se aprecia el vacío de una manera muy clara e hiriente para los profesionales que la sufren.
          ¿Es esta la solución para el grave problema que estamos pasando? E ahí, la gran pregunta a la que deben de responder los principales gerentes de los establecimientos que se han planteado esa solución. Puesto que, esta intervención puede crear un efecto arrastre hacia otras actividades turísticas que pueden ejercer la misma potestad; cerrando sus negocios y llevando a un vacío de oferta turística en determinada época del año. Lo cual puede acarrear un descenso de la calidad de la oferta de Santiago. Algo que no puede abandonar en ningún momento, puesto que la calidad del servicio debe ser el principal elemento que deben ofrecerle al turista.
            Según nuestro criterio, se debe mejorar e innovar en la oferta turística en general de la ciudad. Para no cojear, precisamente, en lo que anuncia el texto: "la potenciación del turismo internacional en Galicia", la "diversificación de la oferta" y una "mayor promoción exterior de los Caminos de Santiago" (Asociación de Hostelería Compostela). Ésto es, deben ampliarse tanto el segmento del mercado al que dirigirse (promoción exterior), para no depender directamente del mismo mercado; con mayores productos turísticos (diversificación), ofreciendo una mayor oferta; estabilizando la época de llegada de turistas; y sin llegar a una guerra de costes, con precios bajos, aminorando de alguna manera la calidad que percibe el turista con ese tipo de oferta.
           Y es que, si no se realizan estas acciones, "la excesiva tendencia a la estacionalización que está sufriendo el sector turístico de Santiago y de Galicia por la alta dependencia del mercado nacional" (Asociación de Hostelería Compostela), terminará mermando con mayor dureza a la ciudad, lo que traerá consigo y conllevará a la desaparición de muchos alojamientos y actividades turísticas relacionadas.


                                                Fuente: Turismología en Compostela (2012)

9 feb. 2012

Camino hacia el "Avant"

         Tras varios años de esperas, el 11 de Diciembre de 2011 llegaba, por fin, el AVE a Galicia o al menos de eso alardeaban políticos, autoridades y los diversos medios de comunicación.
            El sentimiento de los gallegos era aquel de cuando en la infancia adquieres por fin  un juguete deseado, del que todo el mundo ya disfruta pero tú aún no lo tienes. Esperas con ilusión ese momento, pero cuando llega ese preciso instante, empiezas a descubrir sombras con las que no contabas. En primer lugar, no podemos hablar de AVE (Tren de Alta Velocidad Española)  sino más bien de Avant, aunque todo el mundo se empeñe en denominarlo AVE porque suene a un mayor pseudo-progreso, pero progreso al fin y al cabo.
         El tramo inaugurado conecta las ciudades de A Coruña y Ourense en 1 hora y 8 minutos, frente a las cerca de 2 horas y media de paciencia que se necesitaban para cubrir este tramo. Es evidente la mejora en tiempo con el consiguiente aumento en el precio de los billetes (hablamos del tren con el precio más elevado de España), con posibilidad de reducción para colectivos que viajen con frecuencia mediante la compra de bonos. 
           En este recorrido ferroviario se incluye Santiago de Compostela, desde la que es posible llegar  a Ourense en 38 minutos (anteriormente 1 hora 45 min) o a A Coruña en apenas media hora. Queda claro que los grandes beneficiados serán aquellos que utilicen este medio de transporte con asiduidad, pero, ¿qué papel jugará en términos turísticos la existencia del Avant en Galicia? ¿Aumentará el flujo turístico interno en la propia Comunidad? ¿Supondrá el crecimiento del número de visitas a ciudades como Ourense desde ciudades mejor comunicadas (Santiago o A Coruña con aeropuertos propios)?
             Han existido algunas campañas de promoción turística para dar a conocer la ciudad de Ourense y sus estaciones termales. Al poco de comenzar la andadura de este medio de transporte, se pusieron en marcha descuentos para quienes visitasen las termas de Outariz o Chavasqueira llegando en tren. Así como, descuentos por visitar, vía ferrocarril, la feria gastronómica "Xantar".
         Con el trancurso del tiempo veremos que papel juega esta nueva infraestructura, aunque es presumible que el verdadero éxito se alcance cuando se conecte la Comunidad Autónoma de Galicia con el resto de España a través de la Alta Velocidad. Por el momento se ha dado el primer paso camino hacia el Avant.


                                               Outariz (Ourense)   Fuente: Turismología en Compostela (2011)

                                                 Outariz (Ourense)  Fuente: Turismología en Compostela (2011)

2 feb. 2012

Primer año de la Ciudad de la Cultura

         Tras varios años de idas, venidas y discusiones a cerca de la viabilidad de este proyecto, finalmente, se ha cumplido un año de su inauguración. Estamos hablando de la Ciudad de la Cultura, gran complejo cultural de la era Fraga, diseñado por el prestigioso arquitecto Peter Eisenman, con el que se pretende ampliar la oferta turística de la ciudad.
        Las cifras de visitantes nos muestran que el balance de este primer año ha sido fructífero (331.892 visitantes según la Consellería de Cultura). Pero, ¿realmente ha sido positivo este comienzo? Estas cifras no son del todo claras, ya que se computan tanto los visitantes compostelanos, como los turistas y excursionistas que se acercan a la ciudad para conocer sus encantos. De esta forma, se amplía de manera cuantiosa la cifra mencionada.
            A favor, cuenta con la elevada cifra de visitantes que se ha transmitido a los medios de comunicación (con perjuicio de una contabilización sin distinción de tipología de visitante, procedencia, motivo de la visita, etc). En contra, los elevados costes de mantenimiento anuales que irán en aumento a medida que se amplie su actividad.
       Recientemente, se ha inaugurado el Museo de Galicia, con éste, ya son tres las instalaciones abiertas al público, de un total de seis edificios con los que contaba la maqueta inicial; de los restantes edificios, uno de ellos se encuentra actualmente en proceso, mientras que, en el caso de  los dos últimos se ha procedido a la paralización de las obras hasta el año 2014 cuando se tomará una decisión al respecto.
      Con esta moderna construcción se busca atraer a un mayor número de turistas ampliando la oferta cultural de la que dispone la ciudad en la actualidad. Así,  La Ciudad de la Cultura, debe consagrarse como un monumento que permita ampliar, diversificar y expandir el flujo de turistas (concentrado en la zona vieja) a otra zona de la ciudad.
         La gran inversión que ha supuesto la construcción de este complejo cultural, debe ser rentabilizada al máximo, llevando a cabo actividades que atraigan al visitante, al tiempo que se dedican esfuerzos a la labor de promoción turística de este nuevo y desconocido espacio. Si no se da esta circunstancia, hablaremos simplemente de un bonito conjunto de edificios abandonados a su suerte y sin una visión turística.

                                           Fuente: Turismología en Compostela (2011)


                                           Fuente: Turismología en Compostela (2011)





ads