22 ago. 2012

¿Santiago Card?


La forma de visitar un lugar (ciudad, pueblo, villa..) es algo muy personal y tiene una relación directamente proporcional con la forma de ser del visitante. Esto es, dos personas pueden visitar el mismo lugar, en el mismo momento temporal y tener una visión totalmente diferente del espacio visitado. Seguramente ambos buscarán tener la foto o fotos míticas del sitio que todo el mundo posee y guarda en su memoria visual aunque nunca lo haya visitado. Sin embargo, puede que alguno de ellos no se quede en lo superficial y realice una visita más profunda hacia rincones menos conocidos, intentando entablar relación con los habitantes del lugar, empaparse de su cultura, gastronomía, etc.  Algo así como convertirse en uno más del lugar por unas horas o días.

Por tanto, el hecho de conocer una ciudad responde a diversos modos y tipologías; se puede visitar la ciudad de manera exprés (excursión), de manera profunda (turismo), visitar simplemente sus monumentos (turismo cultural), conocer su comercio (turismo de shopping), visitar a un familiar o amigo (turismo familiar), entre otros. Decidas hacerlo de una manera u otra, vas a necesitar utilizar diferentes medios de transporte, buscar un alojamiento adecuado a tu perfil, acudir a determinados servicios de ocio, etc. Para ello, puedes buscar ayuda a través de gente que ya conoce la ciudad, de profesionales o de tu valentía y saberhacer.

 En los últimos años, con el objetivo de mejorar la calidad de la visita y facilitar al visitante su estancia,  los organismos de turismo de importantes ciudades han llevado a cabo la implantación de las denominadas "cards" o tarjetas turísticas. Estas son tarjetas de viaje que te permiten conocer una determinada ciudad con la ayuda de descuentos en determinados alojamientos, transportes y servicios turísticos que tengan convenio con el organismo.

Esta acción supone una ayuda para los turistas más indecisos, que llegan a la ciudad sin saber mucho qué hacer y cómo hacerlo. Además de ayudar a los más atrevidos a explorar todos los atractivos de la ciudad. Y siempre es un gusto poder hacerlo disfrutando de unos llamativos descuentos!
La mayoría de las tarjetas de turismo son similares y funcionan de la misma forma: se trata de comprar la tarjeta en locales adheridos, donde te explican qué servicios son en los que puedes disfrutar de los descuentos y durante cuántos días (generalmente 1, 2 ó 3 días).

Algunas de las ciudades que poseen tarjetas de este tipo son: Barcelona, Madrid, Valencia, San Sebastián, Córdoba o Zaragoza.   Además, cinco ciudades españolas (Barcelona, Gijón, Tarragona, Valencia y Zaragoza) forman parte del Proyecto colectivo EuropeanCityCards dónde se promocionan a través de una única página web que permite realizar la compra de las tarjetas turísticas en 32 ciudades de 19 países diferentes.

A nivel de Galicia, podemos hablar de la Lugo Card o Pontevedra VisitCard en funcionamiento desde del 2011. Pero ¿qué pasa con Santiago?  Hasta el momento,  debemos decir que nuestra ciudad no cuenta con ningún tipo de tarjeta turística. Simplemente existen itinerarios o rutas de qué hacer en la ciudad, pero no se ha materializado en soporte físico una tarjeta con la que obtener descuentos durante la visita en los servicios turísticos de la ciudad.

La pregunta es: sería viable crear una Santiago Card?  A simple vista, no parece descabellado teniendo en cuenta que ciudades gallegas de la misma entidad que Compostela poseen su tarjeta turística. Ahora bien, ¿y crear una tarjeta para cada provincia o mejor aún una Galicia Card?  Sí, ¿por qué no? 

Obviamente supondría una serie de ventajas pero también grandes inconvenientes. No nos vamos a poner a analizarlos todos en este post, pero nos quedamos con:
A favor: permitiría ampliar los días de estancia de los turistas en la Comunidad y éstos no se limitarían a un único espacio permitiendo la movilidad entre zonas turísticas (favorable teniendo en cuenta las inclemencias meteorológicas de Galicia).
En contra: Se podrían reducir los días de estancia en una misma ciudad en detrimento de otras zonas turísticas,  y habría una posible tendencia a visitar sólo lo más emblemático de cada lugar.

Pero el concepto puede ser mucho más simple que todo esto, tener una Galicia Card en lugar de una tarjeta turística de cada ciudad o destino turístico gallego y que sea el turista el que decida dónde utilizarla sea Santiago, Ourense, Pontevedra, A Coruña, Vigo, etc.   Así, un turista podría comprarla y utilizarla sólo en Santiago mientras que otro puede que visite tres zonas diferentes. 

¿Qué os parece la idea? ¿Créeis que sería viable una Santiago Card? ¿o mejor una Galicia Card?

Esperamos vuestras opiniones!!!







No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads