22 mar. 2013

La mejora continua del destino



Desde nuestra perspectiva, creemos que para que un lugar sea calificado como destino turístico, debe poseer ciertas características que lo hagan atractivo de cara al público potencial. Éste deberá tener algo digno de ver para que los turistas decidan emplear su tiempo y su dinero en desplazarse hasta dicho lugar y permanecer en él durante unos días disfrutando del conjunto de visitas, actividades o sensaciones que el destino le puede ofrecer.  Por tanto, creemos que en este sentido, las labores de los organismos competentes en materia turística, así como el resto de autoridades en la materia, es fundamental. Es importante tener unos  recursos turísticos atractivos pero lo es aún más saber "explotarlos" a través de buenas campañas de promoción turística, mejoras continuas, conservación y mantenimiento de monumentos, calles, adecuada dotación de infraestructuras, avituallamiento urbanístico, etc. Es decir, un suma y sigue, siempre hacia la mejora.



Los grandes problemas en algunos destinos surgen cuando se empiezan a descuidar aquellos elementos que le dieron el prestigio y la fama, pues de nada sirve vivir de rentas del pasado. Lo que hoy es un destino puntero, puede no serlo dentro de unos años, porque no se realicen las correctas labores para su gestión, por quedarse anclado en el pasado, por verse desplazado por otros destinos, etc. Como en todos los sectores económicos, la innovación es el futuro y el ver más allá del presente adelantándose a los acontecimientos futuros.



España era uno de los países receptores  por excelencia cuando se hablaba de turismo. Hoy en día, las cosas han cambiado y empiezan a sobresalir otros destinos que hace una década eran impensables. El turismo de sol y playa de los años 60 que tanto dinero ha dado a destinos como la Costa del Sol o las Islas, ha ido cambiando hacia una tendencia turística con destinos mucho más culturales y que ofrecen actividades diferentes a playa y relax solamente.

Esta tendencia cambiante viene de la mano de un turista más exigente y con un cambio de actitud y gusto a la hora de viajar. Busca destinos más atractivos y con una mayor oferta cultural para poder disfrutar al máximo de sus vacaciones.



Los destinos de turismo vacacional o sol y playa en España se han ido quedando atrás, con respecto a los nuevos destinos como son Croacia, Marruecos, o Túnez de nuevo, ya que le ofrecen más experiencias al turista y con un servicio de calidad. En España, la mayoría de estos destinos ofrecían al turista un paquete vacacional de precios bajos que en muchas ocasiones resultaba de baja calidad, debido al tipo de turistas que atraía.



Esto nos lleva a la conclusión de que es importante mejorar no sólo las instalaciones y actividades que se ofrecen a los clientes, sino también el servicio o elementos intangibles que son tan importantes de cara a mejorar la estancia del turista. No nos olvidemos, por supuesto, de la tecnología 2.0 con la que se puede conseguir un trato con el cliente o un seguimiento de este sin coste alguno.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads