18 feb. 2013

Los estereotipos


A raíz de nuestra última entrada dónde analizábamos la figura de los prescriptores en España en general, y Galicia en particular, nos parece la ocasión perfecta para hablar de los estereotipos. En primer lugar, ¿qué son? La RAE (Real Academia Española) define estereotipo como "Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable".  Pues bien, cuando se habla de estereotipos a nivel de países o ciudades es frecuente que haya una serie de imágenes grabadas a fuego en la mente de la gente que no siempre corresponden fielmente a la realidad, sino a una parte de un todo. 


Cuando desde otras partes del mundo se refieren a España, hay una serie de imágenes imborrables que son las que nos "identifican" de cara al exterior aunque no sean exclusivas. Palabras como fiesta, toros, flamenco, olé, tortilla de patatas, paella, sangría, sol, playa son términos que cualquier turista extranjero diría sobre la percepción que tiene de nuestro país. Evidentemente, esos conceptos forman parte de la cultura de España, o de algunas zonas del Sur de España, pero ¿reflejan en algo la realidad de Galicia o del País Vasco?


Es sumamente difícil cambiar los estereotipos fijados. Con el tiempo se pueden ir modificando a través de buenas campañas turísticas, pero sí estas apoyan únicamente los estereotipos ya fijados nos quedaremos siempre siendo un país de fiesta, toros y olé. Y en Galicia, estamos de acuerdo que hay  mucha fiesta, pero pocos toros y flamenco. Si personajes como Antonio Banderas, un andaluz de pro, han sido embajadores de nuestra tierra española el estereotipo existente  se refuerza, no se cambia. 

No estamos diciendo que sea malo el estereotipo existente sobre España, pero sí deja mucho que desear, en tanto en cuanto excluye a muchísimas Comunidades Autónomas y regiones que no se identifican con ninguna de esas imágenes estereotipadas. Sabemos que es imposible que los estereotipos lleguen a reflejar la identidad de cada región, pues estaríamos ante un libro sin fin repleto de imágenes, pero sí abrir horizontes hacia productos turísticos ya consolidados que nos pueden abrir la puerta hacia una visión de España como país lleno de cultura, tradiciones, costumbres, gastronomía, etc y no solamente un país de "pandereta". ¿qué tal estaría un estereotipo en el que se incluyeran términos como por ej. Camino de Santiago?

Acercándonos más a Galicia, si preguntásemos a un extranjero qué estereotipo posee sobre Galicia, casi con tanta probabilidad, un alto porcentaje no sabría de qué territorio estamos hablando, otro porcentaje nos situaría por el Norte más o menos, y seguro que algunos tendrían algo que decir de nuestro tan apacible tiempo meteorológico. Si preguntáramos a ciudadanos españoles de otras regiones, probablemente acuñarían términos como: Camino de Santiago, catedral, marisco, lluvia, frío, etc.  Y si nos refiriéramos a Santiago?catedral, apóstol, camino, mariscada...podrían ser algunos términos. Y todos estos vocablos guardan alguna similitud con el estereotipo de España? Ni por asomo. Bien podrían confundirnos con una región de otro país. 

E aquí la cuestión, volvemos a post anteriores: cómo nos ven? cómo nos vendemos? Lo primero (estereotipo)  tiene una clara relación directa con las acciones de marketing turístico que se llevan a cabo para ello (promoción). 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads