15 feb. 2013

La figura de los prescriptores



Dar a conocer un sitio, muchas veces resulta caro, además de difícil. El marketing que se utiliza para promocionar un destino es diferente y va destinado a un público distinto dependiendo de los intereses que se busquen. Las campañas publicitarias, en la mayoría de las ocasiones resultan ser spots o panfletos con las características más importantes del lugar, buscando la foto perfecta con el paisaje o el monumento en su mayor esplendor, para que quede bonito y atraiga a los posibles turistas. Este laborioso trabajo es dificultoso a la vez que caro, como se ha dicho antes. Cualquier campaña de publicidad conlleva un elevado coste económico que resulta beneficioso si se consigue lo que se pretende. Algo que no siempre ocurre...
En casi todos los países, existe una persona conocida que lleva su lugar de origen por donde quiera que vaya. Alabando sus orígenes y ensalzando sus mejores cualidades. Se trata de la figura de los prescriptores.
Una manera de promocionar un destino a través de una persona conocida, que posee buena imagen para la sociedad. A través de ellos se da a conocer el lugar, una técnica de promoción segura por tratarse de una persona conocida de buena reputación.
Como ejemplos de ello se encuentran Rafael Nadal y su Mallorca natal; Fernando Alonso con Asturias o Antonio Banderas como español de pro. Se trata de embajadores de la marca España que difunden la imagen del país a través de todo el mundo.
Existe una gran diferencia entre los prescriptores a los cuales se les paga por promocionar el lugar (caso de los anteriores personajes mencionados, lo cual es oficial y visible) y los que simplemente son embajadores del destino por tener allí sus orígenes y presumir de ello de manera gratuita.
En el último caso, podemos poner un ejemplo muy claro, como es el de un deportista de unas Olimpiadas. Este deportista gana una medalla como deportista del país al que representa y se realiza una promoción del lugar, a través del personaje como ganador de la medalla con su esfuerzo y trabajo. Este no es pagado por ese trabajo. Como ejemplo cercano, el deportista gallego David Cal se ha convertido en un reputado piragüísta internacional, embajador de nuestra tierra.

Si seguimos centrándonos en Galicia, podemos mostrar muchos nombres, a través de los cuales se ha conocido la tierra gallega: Mariano Rajoy, Manuel Fraga, Franco, Mario Casas, María Castro, Luis Tosar, Jesús Vazquez, Valle-Inclán, Rosalía de Castro, Adolfo Domínguez o Amancio Ortega. Estos son algunos de los tantos personajes gallegos que, para bien o para mal,   han mostrado Galicia al mundo.

Sin embargo, toda estra descripción nos lleva a la siguente duda, ¿los prescriptores o embajadores de marca españa en el exterior ¿son identificativos de nuestra cultura realmente?. En muchos de los casos, la persona que promociona el lugar no ocupa este lugar por identificar la cultura del destino, sino simplemente por encontrarse en una posición de persona famosa que puede llevar a multitud de lugares. Creemos que esto último es algo indispensable si se pretende llegar al mayor número de personas posible, pero también es necesario que esa persona se identifique con lo característico del lugar. Esto es, sobre todo, para no llegar a confundir la imagen del lugar y promocionar una imagen difusa del destino que no se corresponda con la realidad. Este error se repite en la mayoría de los casos, puesto que se promocionan objetos que no se identifican con el lugar, caso del toro de España, imagen muy conocida fuera del país, pero que no se identifica claramente con el conjunto de los intereses del país.

Por ello, creemos que es importante apoyarse en esta técnica de promoción, a través de los prescriptores sin coste se puede mostrar la imagen de un destino; además de ayudar a que se conozca de forma rápida y gratuita. Esto último muy importante en los tiempos difíciles que estamos pasando y donde se busca ahorrar hasta el último detalle.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads