21 sept. 2012

2 Fuentes históricas en Santiago de Compostela


Recientemente, se ha publicado en los medios una noticia en la que se anunciaba que todas las fuentes de Santiago de Compostela  iban a volver a tener agua. Últimamente esto no sucedía y la mayoría de ellas se mostraban como bellas estatuas. 
En los tiempos que sufrimos en la actualidad, proveer de agua durante todo el día a las diversas fuentes de la ciudad resulta, cuanto menos, polémico. No es necesario que viertan agua durante tantas horas para sumarle belleza a las fuentes de la ciudad, ya que el mero hecho de que se encuentren en buen estado de conservación las hace por sí mismas llamativas por sus detalles arquitectónicos o la historia que encierran. El agua es el factor que le aporta vida a muchas de ellas, pero desde nuestra humilde opinión no es el momento más adecuado para ello y se podría intentar minimizar el coste del aprovisionamiento de agua lo máximo posible para ahorrar en este asunto. 
Pero dejando de lado esta curiosidad, debemos decir que la ciudad posee numerosas fuentes (se habla de más de 70 fuentes en el conjunto histórico de la ciudad), entre las que destacamos dos: Cervantes y Platerías. Por su ubicación en pleno casco antiguo de la ciudad, a tan sólo unos metros de la catedral y de lugares emblemáticos como a Porta do Camiño o la Rúa del Villar y por su historia son nuestras elegidas. 


Detalle Fuente de Cervantes. Turismología (Sept. 2012)
La fuente de Cervantes se encuentra en la entrada principal de los peregrinos que llegan a través del Camino de Santiago recorriendo los últimos metros hacia la meta final: la Plaza del Obradoiro y la Catedral. En la zona se puede observar mucho movimiento durante el día y la noche. Es un lugar muy transitado debido a los bares, la sede de exposiciones y los comercios antiguos y modernos que hay en sus proximidades. La historia de la plaza de Cervantes se resume en que era conocida como el “foro”, por ser punto de reunión popular y el lugar donde el pregonero leía los acuerdos municipales y las ordenanzas. Además, se sabe que en la plaza llegaron a realizarse autos de fe en tiempos de la Inquisición. Finalmente, la plaza adquirió el nombre de Cervantes con un busto del escritor, autor de “Don Quijote” con dos apellidos de origen gallego: Cervantes y Saavedra.

Platerías y la Berenguela. Turismología (2012)
La fuente de Platerías es también muy conocida por todos por encontrarse en una de las cuatro plazas que rodean a la catedral.  El nombre de la plaza se debe a los talleres de plateros y orfebres que en la Edad Media ocupaban los espacios del claustro. La fuente de estilo barroco, está formada por cuatro caballos que emanan agua por sus bocas, encima de ellos un pedestal con el Arca Marmórica y una figura femenina sosteniendo la estrella de Compostela (campus stellae).


Evidentemente nos dejamos un gran número de fuentes con gran belleza que son menos conocidas, pero no por ello menos importantes. Abordaremos algunas de ellas en próximas entradas, y seguro que descubrimos curiosas historias.

Y vosotros, ¿qué fuentes destacaríais de Compostela?



No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads