10 sept. 2012

Santiago de Compostela con Calidad Turística


En muchas ocasiones oímos hablar en los medios de comunicación de la importancia de la calidad en todos los sectores económicos, la búsqueda de acciones que conlleven la mejora de esa calidad, el empeño de muchas empresas en obtener certificados de calidad... parece que todo gira en torno a esta palabra: CALIDAD. Pero, ¿qué se esconde detrás de esa obsesión por......(sí, lo hábeis adivinado)  por la calidad?

CALIDAD, es la gran apuesta de Galicia en sus productos y servicios, no en vano existe desde hace años la marca "Galicia Calidade" que se otorga a aquellas empresas o entidades que cumplen los requisitos exigidos en cuánto a calidad tanto en materias primas, como en productos y/o servicios. En palabras del actual presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, en Enero de este año, se trata de apostar "por cambiar cantidad por calidad" como uno de los ejes fundamentales de la política de la Xunta de Galicia.

En el ámbito específico del turismo tenemos que hablar, en primer lugar, de un certificado denominado Q de calidad turística otorgado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) a las empresas que así lo soliciten y cumplan con las pautas establecidas para dicha obtención. Obtener esta certificación es sinónimo de ser visto con mejores ojos, pues  esta distinción le otorga a esos establecimientos turísticos "prestigio, diferenciación, fiabilidad, rigurosidad y promoción".

Conseguir la Q de calidad para un determinado establecimiento turístico exige por parte de éste la sujeción a las normas y la mejora continua en sus procesos de calidad para mantener la distinción. Pues no se trata de algo extensible en el tiempo para siempre, sino que se puede perder la certificación al no amoldarse a las nuevas normas o estatuos de calidad que determine el ICTE.

En el conjunto de España, existen un total de 2.129 establecimientos que cuentan con la Q de calidad turística. En Galicia la cifra de certificados era de 226 a fecha de Abril de este año 2012 (último listado publicado por Turgalicia) y se extiende actualmente a los 234 con la incorporación de algunos establecimientos, entre ellos, locales de ocio nocturno con esta distinción, siendo Galicia la primera Comunidad Autónoma en certificar este tipo de establecimientos, y sitúandose en el ránking nacional como la cuarta región con mayor número de Q's de calidad turística.

Si hablamos de Santiago de Compostela, tenemos que diferenciar entre el geodestino "Terras de Santiago" con un total de 33 establecimientos con Q de calidad turística, y la ciudad de Santiago dónde encontramos 20 de esos establecimientos certificados. En la siguiente tabla podéis observar cuáles son y sus categorías.

Fuente: Turismología (Sept. 2012)

Continuando con la calidad turística, tenemos que hablar también del  Sistema Integral de Calidad Turística en Destino (SICTED) proyecto que nace de la mano de Turespaña y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para la mejora de la calidad de los destinos turísticos. En el caso del destino Santiago de Compostela, su adhesión como tal al SICTED se produjo en el año 2002 y actualmente son 159 las empresas a las que se les ha concedido el distintivo de Compromiso de Calidad Turística.



Ahora bien, ¿es tan importante obtener alguno de estos certificados? ¿que una empresa turística tenga un certificado de calidad implica que es mejor que otra de similares características que no lo tenga?  

En un primer momento, puede que la lógica nos lleve a afirmar rotundamente que sí es mejor, pero realmente lo es? Tenemos que pensar que contar con una distinción de calidad supone varias cosas:
 
- que dicha  empresa ha solicitado la obtención de la certificación (Q, SICTED o cualquier otra),

- que el Organismo en cuestión ha estudiado la propuesta y ha concedido la distinción,

- que la empresa  ha implantado un proceso de calidad en su establecimiento para obtener dicha certificación,
 
- que la empresa debe cumplir las normas y estatutos establecidos por el Organismo para mantener la distinción.


Sin embargo, muchas veces, el problema surge cuando las empresas se esmeran en cumplir todos los requisitos para obtener la certificación de calidad y una vez obtenida , se olvidan de que se trata de un proceso constante y de mejora continua para mantener la distinción.  Así, luego nos encontramos con departamentos de calidad "fantasmas" en las empresas, es decir, figuran como tal en el organigrama, pero no hay personal directo que lleve a cabo una labor focalizada en la calidad.

En resumen, tener certificados de calidad turística, esforzarse por conseguirlos y lograrlo es un reto para muchas empresas, pero no debe quedarse en eso, porque la meta no está en conseguir una placa en el exterior del establecimiento...ese debe ser tan sólo el primer paso  de una carrera continua hacia la consecución de la CALIDAD con mayúsculas. 

¿Y que opináis vosotros de la calidad turística? ¿Estáis de acuerdo con nuestra visión?

Esperamos vuestras opiniones!!  y por si queréis saber más de sobre Calidad Turística os dejamos algunos enlaces que os pueden ser de interés. 


http://www.calidadendestino.es/

No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads