21 ene. 2013

Redescubriendo lo conocido



Antes de iniciar este post, varias ideas han rondado por nuestra cabeza y hemos llegado a una reflexión que seguro muchos compartiréis. Haciendo balance de viajes realizados, revisando material acumulado sobre esos lugares (guías, dípticos y trípticos informativos) y recordando esos momentos nos hemos dado cuenta que en viajes de apenas tres o cuatro días hemos sido capaces de visitar gran cantidad de monumentos, museos, atractivos turísticos, probar gastronomía típica e indagar de tal manera que llegamos a conocer detalles que pueden pasar desapercibidos para la población local

Es ahí dónde queremos llegar...la sensación es clara.... a veces... el lugar que menos conocemos es el lugar del que somos.  

Nos explicamos... cuando vas de viaje (y sí eres especialmente curioso/a y te gusta saberlo todo del lugar) realizas una planificación, -más o menos exhaustiva-, de lo que vas a visitar en el tiempo del que dispones, buscas información a diestro y siniestro, te haces con una guía, te descargas audioguías, buscas y rebuscas qué actividades puedes realizar, cuáles son las costumbres, tradiciones, gastronomía típica...TODO!

Y un buen día cuando estás en TU CIUDAD, paseando por una calle principal, de la que creías saberlo todo, te cruzas con un turista que te hace una pregunta que no sabes responder... y te das cuenta que un visitante sabe más que tú del lugar dónde has nacido. Intentas escabullirte con falsas pretextos, "no soy de aquí", "no frecuento mucho esta zona"...y por dentro te remuerde la conciencia y te sientes avergonzado.  

Y es ahí dónde emerge ese sentimiento de reproche a uno mismo y llegamos a una conclusión: cada día se aprende algo nuevo y tras esta reflexión nosotros hemos aprendido a salir a la calle con otros ojos, unos ojos más abiertos y acechantes conocedores  de que en cualquier momento y prestando un poco de atención  descubriremos algo desconocido de nuestra ciudad. Ése es nuestro consejo de hoy, redescubre lo conocido para encontrar lo desconocido.  

2 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Interesante reflexión.

    Yo siempre estoy descubriendo o redescubriendo rincones de la ciudad y eso que es pequeña...

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

ads