5 oct. 2012

Objetos que identifican a Compostela: la flor de Santiago


Cuando los turistas nombran Santiago, piensan en diferentes cosas, la primera y unánime es la catedral. Además de esto, también son nombrados el Camino de Santiago y la famosa concha de vieira.
Si se lo preguntas a un compostelano también te dirá que son muy característicos de la ciudad la tarta de Santiago y las Pedras de Santiago, junto con esto también hay que unir el azabache en las joyas y objetos. Y no nos olvidemos del famoso botafumeiro y su característico olor!
Sin embargo, hay un objeto muy peculiar y poco conocido por la gente,  la flor de Santiago. Se trata de una llamativa flor de color rojo, con forma de cruz y origen religioso que había estado presente en Santiago y Pontevedra, pero que desapareció. Hoy en día está visible en los parques más bellos de Europa.
Existe un proyecto actual sobre la flor, donde Ruth Varela y su equipo explican brevemente su historia. Podemos observar según sus palabras:
 
"A finales del siglo XVI la Flor viaja a España en el interior de un “arca de madera”, con el delicado material de la Primera expedición naturalista financiada por la Corona Española. A partir de ese momento la exaltación religiosa de la Flor no tardaría en producirse. Laflor atzcalxochitl, la hermosísima flor roja en forma de cruz, era bautizada como “Flor de Santiago” por su parecido con la Cruz de los Caballeros de la Orden de Santiago. El fervoroso mensaje bautismal, pronunciado por el médico hispano-luso Simón de Tovar, sería inmediatamente difundido fuera de las fronteras españolas por el afamado naturalista flamenco Charles de l´Écluse.
Fuente: www.flordesantiago.com
Tras este episodio, y a partir del siglo XVII, la Flor de Santiago llegará a los Jardines más importantes de Europa, entre ellos al selecto Jardín de la Basílica de San Pedro, convirtiéndose enseguida en objeto de culto entre las élites europeas, en señal de espiritualidad, de cultura, de gusto y de distinción. Y así sucedería también en Galicia, donde nuestro sabio ilustrado Fray Martín Sarmiento recogería un bulbo para plantarlo en su celda del Monasterio de San Martín. Sarmiento describiría la Flor como “hermosísima de color fuego, que parece lilio y no es”. Asimismo, a principios del siglo XIX uno de los Canónigos de la Catedral de Santiago, el botánico Pierre-André Pourret, llevaría la Flor para admirarla a su Jardín compostelano".
  
                                                                                                                                                                   

Por tanto, como hemos dicho, esta flor posee una gran importacia en la ciudad, tal es la misma que hasta se ha realizado una exposición en su honor para reivindicar su majestuosidad,  su puesta en valor y recuperación.
En dicho proyecto para la recuperación de la flor, también se explican los pasos para su cultivo.  En la rúa das Ameas sn. Puestos 7-8; plaza de Abastos podremos visitar un puesto denominado como la misma flor, donde podemos adquirirla y productos diseñados con la flor.
Encontramos numerosos souvenirs por toda la ciudad sobre todos estos objetos y tartas muy bien decoradas en tiendas de delicatessem. En el lado contrario se sitúa la flor de Santiago, objeto característico de la ciudad poco explotado, algo que, según nuestra opinión, debería darse a conocer en mayor proporción. Se trata de un producto llamativo, bello y fácil de identificar o posicionable en términos marketinianos. Gracias al proyecto que se está realizando y que ha dado ya pasos muy importantes esta flor está siendo más conocida, como bien dice una noticia, ya es uno de los souvenirs preferidos.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads