5 nov. 2012

Elías Valiña y las flechas amarillas del Camino de Santiago



Puede que nunca te hayas preguntado porqué la señalización del Camino de Santiago consiste en flechas de color amarillo. Está tan interiorizado en nuestra imagen preconcebida sobre el Camino que es difícil imaginar otro tipo de señalización... pero esconde una curiosa historia.
Fuente: Turismología-Camino Francés (2009)


Y esa historia va ligada a un nombre: Elías Valiña. Párroco del municipio de O Cebreiro desde 1959 hasta su muerte (1989). Consagró los últimos años de su vida a la revitalización y recuperación de tramos del Camino de Santiago, prestando especial atención a su Cebreiro natal. Fue el principal impulsor en 1984 de la señalización del Camino Francés a través de las ya míticas flechas amarillas pintadas en muros, postes o árboles para guiar a los peregrinos hacia la meta compostelana. Lo hizo sin la ayuda de las instituciones públicas para tal efecto, por lo que su labor hoy en día ha de ser reconocida, fue el gran promotor y conservador del Camino como la ruta de peregrinaje que hoy conocemos. De no ser por su labor, quizás el Camino no sería lo que hoy conocemos ni llegaría a tener la perspectiva  internacional que tiene hoy en día.  


 Por este motivo, fue nombrado por unanimidad "Comisario del Camino de Santiago" en 1985 en el I Encuentro Jacobeo. A partir de este momento, inició la publicación de un Boletín sobre el Camino de Santiago con el único fin de promover y amparar la creación de nuevas Asociaciones del Camino de Santiago, cuya labor actual es sumamente importante para el mantenimiento y la conservación de las diferentes rutas del Camino de Santiago.


Podemos decir en cierto modo, Elías Valiña fue un visionario, pues es probable que a su muerte, no se hubiera imaginado ni por asomo lo que hoy en día representa el Camino de Santiago para toda Galicia y para una gran cantidad de municipios españoles por los que transcurre alguno de los itinerarios.

Fuente: Turismología-Camino Francés (2009)

Y todo empezó con ese simple gesto de señalizar el Camino con flechas amarillas. Lo del color es un dato anecdótico sin significación con el Camino, pues se trataba del excedente de pintura gualda que dejó de utilizarse al cambiar las líneas de señalización de las carreteras de color amarillo a blanco.











No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads