28 nov. 2012

Visitas guiadas: se avecinan cambios


Relacionado con la entrada anterior "¿Monopolio de la catedral?", surge "Visitas guiadas: se avecinan cambios". Y es que, como hemos dicho en lo referente a capacidad de carga, si se creara un máximo de visitas en la catedral, podría mejorarse el mantenimiento de las obras, desgastadas por la gran afluencia de público que recibe. Aparejado a ésto, está que pueda seguir conservándose la entrada gratuita. Puesto que se ha hablado de la posibilidad de pagar una entrada y así, poder mejorar entre todos el estado del templo. Repitiéndonos en nuestra opinión, decimos que sería mejor la posibilidad de realizar el cupo máximo de visitas y conservar la entrada gratuita. Y si alguien lo considera oportuno, realizar una donación como se ha estado realizando hasta ahora.


En muchos monumentos o catedrales, como en nuestro caso, se paga entrada, si se realizara en nuestra catedral, seguramente bajaría el número de visitas si el precio es muy elevado, pero si es simbólico no afectaría demasiado, puesto que se da por sentado que hay que pagar una entrada en la mayoría de los monumentos en nuestro país. Que no se haga en la catedral de Santiago, siendo un sitio tan visitado, por lo que se conseguiría un gran beneficio, económicamente hablando desde el punto de vista empresarial; es un punto que hay que valorar por parte de nuestras entidades turísticas. Este tema ha sido noticia en el periódico, ya que al realizar el balance al final de año, se ha visto que el templo tiene déficit.


Otra noticia de actualidad es que, a  partir del año que viene, las visitas de grupo con guía pasan a costar seis euros, algo que hasta ahora había sido gratuita. Además de aplicar el precio, las visitas deberán ser, solamente, por guías oficiales de turismo Galicia. Existe mucho intrusismo laboral en esta actividad y , este hecho, puede regular este problema. Siendo así, sería beneficioso para los profesionales que se esfuerzan tanto en poder conseguir este trabajo y una vez ya ejerciendo, en hacer llegar el destino a sus oyentes. El dinero de la visita es un gran aliciente para mejorar la situación que atraviesan los guías y mejorar su estado. Está claro, que el intrusismo es un gran problema en esta profesión turística, tema en el que profundizaremos en otra entrada.

Siguiendo con el tema de las visitas guiadas, la aplicación del precio en la visita supondrá una visita más profesional y cualificada, por el hecho de que el guía va a ser oficial, pero lo que no se sabrá hasta que se aplique es si las visitas disminuirán o no.

Con todo lo expuesto, sólo nos queda lanzar una pregunta al aire, que esperemos que sea contestada por vuestra parte. ¿Creéis que es mejor que se pague un precio por entrar en la catedral de Santiago?, ¿A qué podría destinarse ese dinero?, ¿Es mejor realizar una visita turística pagada con un guía oficial?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads